Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

JAMES HORNER FILM MUSIC | septiembre 24, 2017 |

Scroll to top

Top

No Comments

LOS AÑOS DE TODD-AO

LOS AÑOS DE TODD-AO
Jean-Baptiste Martin
Todd-AO Scoring Stage, CBS Radford, Studio City.

Si te da por leer con atención las notas de los libretos de tus álbumes de James Horner, puede que te hayas topado más de una vez con el nombre de este estudio de grabación. No en vano, el compositor ha registrado más de cuarenta bandas sonoras alli, casi la mitad de su discografía, desde Swing Kids (1992) hasta Deep Impact (1998) y por último The Spiderwick Chronicles (2007). Vamos a volver la vista a este histórico lugar donde las brillantes notas musicales del maestro sonaron a miles.

Los orígenes del Scoring Stage
En los años 20 del siglo pasado, el productor Mack Sennett, dueño de Keystone Studios, maestro del cine mudo y el hombre que lanzó exitosamente la carrera de Charles Chaplin, trasladó sus instalaciones de producción a un terrero de 15 hectáreas en el Valle de San Fernando de California. Alli levantó un estudio cinematográfico, en un área que se hallaría en la intersección de Ventura Boulevard y Radford Avenue. La inauguración de Studio City tuvo lugar en mayo de 1928 y dió su nombre a todo el área occidental de Los Ángeles. En 1935, después de la bancarrota de Keystone, Mascot, Monogram Pictures y Consolidated Film Corporation abrieron negocios alli y se fusionaron para crear Republic Pictures. El área fue posteriormente rebautizada con el nombre de Republic Studios.
Fue durante este periodo, en torno al final de los años 30, cuando el Scoring Stage fue construido. Inicialmente destinado a ser un lugar para grabar música clásica, con el tiempo fue utilizado para la música de cine. En pocos años se convirtió en un lugar de considerable prestigio; Republic Pictures recibió incluso un Oscar especial en 1945 por fundar "un destacado auditorio para la grabación de bandas sonoras que proporciona óptimas condiciones de grabación." En 1948, el gran Aaron Copland grabó la partitura de su The Red Pony alli. Durante muchas décadas, el Scoring Stage y los estudios próximos dedicados a la post-producción de sonido, fueron absorbidos por Glen Glenn Sound, una compañia que trabajó en unas 20,000 películas y proyectos de televisión.

 
The Republic Studio en 1945
 
En 1958 Republic Pictures cesó sus actividades y los estudios fueron alquilados por Columbia Broadcasting System, que se lanzó a la producción cinematográfica. El vasto terreno cambió su nombre por CBS Studio Center incluso antes de la compra total de las 28 hectáreas por diez millones de dólares en febrero de 1967.
El Todd-AO Scoring Stage

En 1987, Glen Glenn Sound fue adquirido por Todd-AO, la compañía más grande de post-producción de sonido de los EE.UU. Creada en los 50, Todd-AO era un formato de cine de 70mm que ofrecía por entonces unos estándares de sonido e imagen incomparables. El inventor Michael Todd (marido de Elizabeth Taylor, fallecido en 1955) ideó un espació gigantesco para la proyección y séis bandas de sonido para envolver al público, de manera que la audiencia tuviera la impresión de estar "dentro" de las imágenes. El acrónimo Todd-AO viene del nombre de la familia del creador, seguido por las letras de la compañía óptica que tenía la patente, American Optical.
Tres millones de dólares fueron invertidos en la renovación del scoring stage en 1991. Su inauguración el 23 de junio de 1992 marcó la apertura del mayor estudio dedicado a la grabación de bandas sonoras del mundo. El hall podía albergar sin dificultades a una orquesta de 150 músicos. El asesor principal de esta restauración fue el ingeniero de sonido Shawn Murphy. Se pidió a muchos ingenieros, compositores, músicos y técnicos que aportaran sus sugerencias e ideas. El lugar se transformó rápidamente en el favorito para muchos autores prestigiosos; Jerry Goldsmith grabó muchas de sus partituras alli, L.A. Confidential y Mulan entre muchas otras. Bandas sonoras de Disney ganadoras del Oscar, tales como The Lion King fueron también registradas en Todd-AO.

Foto de Thomas Hauerslev, in70mm.com
 
Durante muchas décadas, Todd-AO Scoring Stage fueron el lugar donde compositores legendarios dieron vida a incontables bandas sonoras inolvidables. Cuando James Horner llegó alli en los noventa, siguió sus formidables huellas.
James Horner y Todd-AO
Durante los ochenta, el compositor nunca grababa sus bandas sonoras en el mismo lugar con el mismo equipo de grabación. Dejando aparte colaboradores habituales, como Greig McRitchie e Ian Underwood, Horner cambiaba de editores, ingenieros de sonido y estudios de grabación en cada nueva producción. Grabó en estudios tan diversos como The Record Plant de Los Ángeles, MGM Scoring Stage en Culver City y, obviamente, Abbey Road Studios de Londres, donde registró Brainstorm (la versión editada en álbum), Aliens, An American Tail, Willow, The Land Before Time y Honey, I Shrunk The Kids. Esta odisea por diferentes estudios llegó a su fin con la llegada de Jim Henrikson en 1988.
 
During the eighties, the composer never recorded his scores in the same place with the same recording team. Apart from regular collaborators Greig McRitchie and Ian Underwood, Horner would change editors, sound engineers and recording stages with each new production. He recorded in such varied studios as LA’s The Record Plant, MGM Scoring Stage in Culver City and obviously London’s Abbey Road Studios, where he recored Brainstorm (the album version), Aliens, An American Tail, Willow, The Land Before Time and Honey I Shrunk The Kids. This veritable recording odyssey came to an end with the arrival of Jim Henrikson in 1988.
"Cuando acabó Willow, James me preguntó si yo podría ser su editor musical en futuros proyectos y acepté encantado. Él no tenía un equipo, así que asumí las obligaciones de enlace entre James y orquestadores, asesores, copistas, instalaciones de grabación, y personal de post-producción de los estudios."
Jim Henrikson (2014)
El equipo: Dave Marquette, Simon Rhodes, James Horner, Joe E. Rand, Jay Selvester, Jim Henrikson, Randy Kerber, Ian Underwood,   Kirsten Smith, Barbara McDermott
 
Con el transcurso del tiempo, el compositor se rodeó de un equipo fiel y estable, y después de la renovación de los Todd-AO en 1992, Horner eligió estos estudios de grabación como su base natural. El compositor debe haberlos considerado el lugar ideal para que su obra floreciera a lo largo de un extenso periodo de tiempo, de hecho fue el primer lugar así, además de disfrutar de las vanguardistas condiciones de grabación que ofrecía el afamado estudio. James Horner pasó quince años aqui, producto del cual brilla no solo por el número de obras grabadas sino especialmente por la consistente y continua relación entre el estudio y el compositor.
"He estado aqui durante 18 años, no he grabado en ningún otro lugar de L.A. y cuando empecé a trabajar aqui me sentí como en casa."
James Horner (2007)

Las excepciones en las que Horner no fue fiel a Studio City fueron aquéllas que le llevaron a volver a Londres, la ciudad donde había pasado su infancia, por razones que deben haber sido de naturaleza artística o logística, o porque los productores habían diseñado el proyecto de ese modo. Esto explica que su ya sólidamente establecida relación con Abbey Road continuara añadiendo títulos como The Man Without A Face, Legends Of The Fall, Braveheart, Balto, Enemy At The Gates, Iris, The Four Feathers y muchos otros. Por si lo olvidábamos, el compositor también grabó We´re Back! A Dinosaur´s Story, The Pagemaster, Back To Titanic y The Mask Of Zorro en los magníficos Air Studios Lyndhurst Hall.

Además de su proximidad a Hollywood, Todd-AO ofrecía dos ventajas adicionales que podrían explicar el apego del compositor: su excepcional acústica, al nivel de los estudios londinenses, y el equipo de grabación, Andy Bass, Marc Gebauer, David Marquette, Jay Silvester, todos supervisados por Kirsten Smith, estaban más que a la altura esperada.
"Lo que más me gusta de los estudios es la acústica. Recogen mejor la acústica de lo que yo estoy acostumbrado en los EMI Abbey Road de Londres. El grupo es de lo más florido."
James Horner (2007)
Kirsten Smith recuerda con cariño su periodo al frente del Scoring Stage:
"El mejor trabajo que una chica podría jamás pedir. Poder venir a trabajar cada día y ver a una orquesta de más de 100 músicos tocar lo que James había escrito para ellos fue realmente increíble."
1: Jim Henrikson, Ian Underwood y Kirsten Smith
2: Randy Kerber y Simon Rhodes
3: Kirsten Smith y Jay Selvester (The Forgotten)
 
Todd-AO ofrecía condiciones de trabajo ideales. Para James Horner y su equipo, los estudios eran como su segunda casa, un lugar acogedor y agradable. Durante los años de Todd-AO, el editor musical Joe E. Rand solía venir vestido con disfraces que reflejaban la película en la que estaban trabajando:
Kirsten Smith dice:
"Joe acostumbraba a adaptar su armario al proyecto en el que estábamos involucrados. El primero que recuerdo fue Clear And Present Danger. Joe vino completamente camuflado y la cabina de grabación fue engalanada como si de un campamento de los marines se tratara. En Mighty Joe Young, se vistió de mono."
Simon Rhodes, el ingeniero de sonido preferido de Horner desde Deep Impact, también recuerda vívamente esta costumbre:
"En The Perfect Storm, Joe apareció vestido con un traje de buzo completamente húmedo, tubo y máscara incluidos. Fue de esa guisa o de Mighty Joe Young como dirigió la orquesta para gran deleite de todos."
1: Joe E. Rand (Clear And Present Danger)
2: Jim Henrikson y James Horner en la sala de control

Por tanto, sí, James Horner grabó aqui más que unas pocas bandas sonoras, pero es su profundo apego y el de sus colaboradores a dicho estudio lo que destaca. Trabajar en Todd-AO resultó ser tan divertido que todos los implicados acabaron acumulando parafernalia de los estudios en el curso de las diversas sesiones:
"James había recogido algunas cosas geniales (por ejemplo, ¡algunos juguetes!) que guardaban detrás de la pantalla y desplegaban allá donde estuvieran trabajando. Divertían y confundían por igual a todo el que se acercaba pero las lámparas de lava siempre resultaban tranquilizadoras. James contaba con el ingeniero técnico del estudio, Marc Gebauer, para modificar y mejorar algunos de los juguetes eléctricos. Mi favorito era una mano diminuta que siempre descansaba en el escritorio. Nunca dejó de estar ahi."

En 2006, los ejecutivos de la CBS pidieron a James Horner que grabara en Todd-AO una sintonía de apertura para CBS Evening News With Katie Couric. Irónicamente, un año más tarde esos mismos ejecutivos decidieron no renovar el arrendamiento, lo que obligó a cerrar Todd-AO y poner fin a sesenta años de actividad relacionada con la música de cine. Cuando registró The Spiderwick Chronicles, James Horner supuestamente afirmó:
"¡Estoy desolado! Este lugar ha llegado a su fin. Es una gran pérdida."
Afortunadamente, la historia de la música del Maestro está aún lejos de acabar…
 

Gracias con mucho cariño a Kirsten Smith y Simon Rhodes. Fotos utilizadas por cortesía de Kirsten Smith.

 

Fuentes:

This post is also available in: Inglés Francés

Submit a Comment

Post only about the article.
Be courteous with other users.
Interventions should be clear and easy to understand.
Do not post any sexual or violent content.
Do not post links to illegal downloads or to unofficial YouTube videos or to any illegal contents.

Next Story

This is the most recent story.